Kuala Lumpur de noche

Kuala Lumpur, la ciudad con nombre de promesa

Sala:

Texto: Olga Moya

 

Estar en Kuala Lumpur es estar fuera de la cronología. Es estar en el ayer, en el hoy y en el mañana a un tiempo. Es estar en las raíces más profundas y, a la vez, en las serenas cicatrices que dejan los edificios en el cielo.

Existen nombres que evocan universos. Existen lugares que se intuyen, se mastican, se conocen desde mucho antes de imprimir nuestras suelas en su suelo. Kuala Lumpur es precisamente eso, ni más ni menos que lo que sus once letras de cadencia encantadora dibujan en el subconsciente de quienes han escuchado su nombre. Kuala Lumpur es lo que esperas: una ciudad exótica, exclusiva, seductora, decadente, excéntrica. 

 

 

ENTRE EL LODO Y EL CIELO

 

Poco queda de los sencillos –y no tan lejanos– orígenes de la ciudad. Los primeros mineros de estaño que llegaron desde China a las riberas de los ríos Gombak y Klang en 1857 jamás imaginaron que en tan sólo un siglo y medio Kuala Lumpur se convertiría en una de las ciudades más vibrantes de Asia.

Kuala Lumpur, que significa literalmente "confluencia fangosa", ha experimentado un vertiginoso crecimiento desde entonces. La velocidad trepidante a la que se suceden los cambios urbanísticos ha dejado abandonadas las antiguas casas chinas y coloniales entre rascacielos de vidrio y acero, mientras que los puestos callejeros de comida y los adivinos comparten espacio con ejecutivos trajeados, modernísimos centros comerciales y guías turísticos. 

 

 

A SUS PIES

 

Para sentirnos bien pequeñitos al lado de inconmensurables rascacielos, debemos encaminarnos a la zona del Triángulo de Oro, el barrio financiero y comercial en el que se encuentran las Torres Petronas. Desde su inauguración en 1997, las torres gemelas se han convertido en uno de los principales símbolos de la ciudad. Con 452 metros de altura y 88 plantas, se trata del séptimo edificio más alto del mundo. Las dos torres se unen por un puente a 58 metros del suelo, el Skybridge, que está abierto al público. 

Si se quiere acceder a él, es aconsejable levantarse muy temprano. Las visitas son gratuitas pero están limitadas a 1.200 visitantes por día. 

Para disfrutar de una increíble vista panorámica de 360 grados sobre la urbe, es muy recomendable subir al mirador de la Torre Menara, una de las torres de telecomunicaciones más altas del mundo. Construida en 1996, la torre se encuentra a 421 metros de altura y ofrece unas vistas únicas con las Petronas al fondo.

 

 

DE PASEO POR LA HISTORIA

 

Pero Kuala Lumpur es mucho más que las Petronas. Visitar la ciudad también es callejear por Dataran Merdeka, una exquisita plaza dominada por un mástil que conmemora la independencia del país del Reino Unido en 1957, deteniéndonos en el Royal Selangor Club, un excelente ejemplo de arquitectura colonial, así como en el Sultan Abdul Samad, sede de la corte alta y suprema. 

 

La Estación de Tren de Kuala Lumpur, por otro lado, es una extraordinaria mezcla arquitectónica de fantasía árabe y colonialismo británico. Minaretes, torres, arcos y capiteles que le valieron al conjunto el piropo de "la estación más espléndida del Sudeste asiático", expresión acuñada por el veterano viajero y escritor Paul Theroux.

 

Las mezquitas Masjid Jamek y Masjid Negara merecen también una visita. El mejor momento para visitar la primera es durante la llamada a la oración del muecín, que resuena entre cúpulas y palmeras creando una sensación de espiritualidad que contrasta con la rabiosa modernidad del paisaje urbano. Masjid Negara, en cambio, es una edificación moderna, que brilla tanto como cualquier rascacielos. La cúpula principal está diseñada en forma de una estrella de 18 puntas, que representa los 13 estados en los que se divide Malasia y los cinco pilares del Islam.

 

 

MULTICULTURALIDAD

 

Ciudad de dimensiones asequibles y estructura centrípeta, Kuala Lumpur mantiene las manifestaciones urbanas más dispares bajo un mismo techo de buen entendimiento. No en vano, la armoniosa convivencia de diferentes grupos étnicos –en sus confines convive una mayoría musulmana junto con las minorías china e india– es uno de los principales encantos de la ciudad. 

 

En Chinatown, es obligada la visita a Jalan Petaling, su mercado nocturno, donde encontraremos música, productos eléctricos, perfumes, relojes y ropa a muy buen precio. El regateo es un must. Y no debemos olvidar callejear por Little India guiados por las melodías de Bollywood que se escapan de los diferentes puestos callejeros, los aromas a especias o la sonrisa eterna de los indios invitándonos a adentrarnos en sus bazares.

 

Existen nombres que evocan universos. Existen lugares que se intuyen, se mastican, se conocen desde mucho antes de imprimir nuestras suelas en su suelo. Kuala Lumpur es precisamente eso, ni más ni menos que lo que sus once letras de cadencia encantadora dibujan en el subconsciente de quienes han escuchado su nombre. Kuala Lumpur es lo que esperas: una ciudad exótica, exclusiva, seductora, decadente, excéntrica. 

 

 

BORNEO: ESCAPADA SUBMARINA

 

Una escapada a la zona malaya de la isla de Borneo –la mayor parte de ésta pertenece a Indonesia– puede ser el colofón perfecto a unas exóticas vacaciones. Borneo pone el contrapunto ideal a la contemporaneidad impoluta de la capital, gracias a su naturaleza desbordada, sus fondos marinos y su fauna salvaje. No en vano, se trata de uno de los pocos lugares del mundo en los que es posible contemplar orangutanes en libertad. Además, la isla de Sipadan está considerada como uno de los mejores lugares del planeta para la práctica del buceo o el snorkel. No te pierdas sus arrecifes de coral, las tortugas por doquier o los diferentes tipos de tiburón que se asoman a sus costas.

 

 

 

A TODO GAS

 

El Circuito de Fórmula 1 de Kuala Lumpur (Sepang International Circuit, www.malaysiangp.com.my) es uno de los más modernos, glamurosos y técnicamente preparados del mundo. Prueba tu propio coche a máxima velocidad, participa en una carrera de karts o visita los rincones más secretos del circuito en alguno de los tours que se organizan. 

 

 

PALCO DE EXCEPCIÓN

 

Desde el Sky Bar situado en el piso 33 del céntrico Traders Hotel (www.shangri-la.com/en/property/kualalumpur), se obtienen unas vistas privilegiadas de las Petronas. ¿Lo mejor? Acudir al caer la noche y degustar un exquisito cóctel con las Torres iluminadas de fondo. 

 

 

DATOS DE INTERÉS

 

Cómo llegar: Emirates Airlines (www.emirates.com/es) conecta diariamente la ciudad de Barcelona con Kuala Lumpur previa escala en su hub de Dubai. Una vez en el aeropuerto, KLIA Ekspress recorre los 50 km que distan del centro de Kuala Lumpur en sólo 28 minutos.

 

Dónde dormir: Carcosa Seri Negara Hotel (www.carcosa.com.my) es un alojamiento histórico de estilo colonial catalogado como uno de los Small Luxury Hotels of the World. Y Villa Samadhi (samadhiretreats.com) cuenta con una exquisita colección de 21 habitaciones de estilo neoasiático en torno a una gran piscina.  

 

Dónde comer: Seri Angkasa (www.menarakl.com.my), a 282 metros de altura en la emblemática Torre Menara, ofrece a los comensales vistas de 360 grados de la ciudad. Bon Ton (www.bontonkl.com), situado en un antiguo bungalow chino, ofrece exquisitos platos que combinan cocina internacional y local.

 

Oficina de turismo: T. +60 3-2272 5823

www.tourism.gov.my


 

Fechas: Del 01-02-2013 al 30-11--0001

Ver Mapa