Las 5 mejores playas de Barcelona

Si Catalunya tiene magia es por la infinidad de posibilidades de planes que surgen al recorrerla. Disfrutar de la Costa Barcelona es una de ellas. Sus más de 100 kilómetros de costa se convierten en todo un reclamo en la temporada alta de verano por sus coquetas calas, playas de arena blanca, paseos en barco y, sobre todo, la gran variedad de deportes acuáticos que se ofrecen.

 

 

Si te toca quedarte en la ciudad y crees que todas las playas preciosas están sólo en el Caribe, te equivocas. Tienes la oportunidad de conocer algunas de las mejores playas de nuestro Mediterráneo. Esta es nuestra selección de playas de Barcelona que no puedes dejar de visitar.

 

1. Sitges

 

 

Situado en el Garraf, este pequeño pueblo cuenta con 26 playas a lo largo de sus 18 kilómetros de extensión. Todas sus orillas cuentan con la bandera azul (galardón que otorga anualmente la Fundación Europea de Educación Ambiental a las playas y puertos por su cumplimiento de las condiciones ambientales y sus instalaciones). Su localización, entre montaña de costa y el Mediterráneo, hace que sea una de las localidades más visitadas por turistas de todo el mundo.

 

Para disfrutar en familia o con amigos, las playas de Sitges tienen características propias que te encantarán. Por un lado, está Aiguadolç, situado a 200 metros del Puerto de Aiguadolç. También, la playa de Sant Sebastià, en el centro de Sitges, donde disfrutar también de restaurantes y chiringuitos en sus 190 metros de largo. Además, está totalmente adaptada para personas de movilidad reducida. Por último, Ribera es una de las más populares por tener un carácter más cosmopolita.

 

2. Vilanova i la Geltrú

 

 

Situada también en la costa del Garraf, esta ciudad se encuentra al sur de Sitges y es un paraje ideal para disfrutar de una amplia variedad de actividades acuáticas, como nadar en el mar o  pescar.

 

Vilanova i la Geltrú cuenta con 6 kilómetros de playas que incluyen la de Ribes Roges, Faro de Sant Cristòfol y Andarró. Todas ellas son muy espaciosas y son perfectas para que los niños jueguen en la arena.

 

Sin embargo, también podréis visitar el Museo Marítimo de Curiosidades y la Llotja, lugares donde ver y aprender sobre la vida de los pescadores.

 

3. Castelldefels

 

 

A 18 kilómetros de Barcelona encontramos Castelldefels, que tiene una mezcla de ecosistemas dada por el río Llobregat y el Mediterráneo. Sin duda, es un lugar ideal para ir de vacaciones con amigos o familia y para practicar deportes. De hecho, está catalogada como un destino de turismo deportivo (Sporting Tourism Destination) y, también de turismo familiar (Family Tourism Destination).

 

La playa de Castelldefels es una larga lámina de 5 Km de arena fina.  La lista de actividades deportivas a realizar incluye surf, kite surf, bicileta, skate o volley playa, entre otras, en 500.000 m2 repartidos entre la Playa de la Pineda, la Playa de Lluminetes y la Playa del Apeadero, hacen una playa de bandera para practicar deportes acuáticos, realizar actividades con niños, bañarse en las tranquilas aguas del Mediterráneo, tomar el sol o pasear plácidamente.

 

 

4. Mataró

 

 

Al norte de Barcelona, ya en la Costa del Maresme, está la ciudad de Mataró, una localidad con privilegiada situación geográfica que mezcla paisajes de mar y montaña.

 

La playa de Varador es la más popular por su capacidad de reunir actividades deportivas y familiares por igual. Otras como Ponent, Callao o Sant Simó recogen algunos de los más espectaculares para disfrutar de unas puestas de sol de ensueño.

 

Después de un día de playa no hay nada mejor que disfrutar del Paseo Marítimo con sus bares, terrazas y restaurantes. Por su amplia oferta gastronómica y sus mercados tradicionales, Mataró es de esos lugares que lo tienen todo.

 

 

5. Calella

 

 

Al norte de Mataró se sitúa Calella, una ciudad perfectamente conectada por tren que también ha sido catalogada como un destino familiar por sus playas de bandera azul. Calella ofrece algo que enamora a todos los públicos. Quizás sea su arena dorada, su infinidad de restaurantes a pie de playa o la gran vida nocturna que ofrece.

 

Sin embargo, las playas no se quedan atrás pues cuenta con tres kilómetros de extensión donde encontrar la playa Garbí, que ha ganado muchísimos premios nacionales e internacionales. También la playa Gran, considerada una de las mejores de la región por su oferta de entretenimiento como conciertos para niños, bailes tradicionales… Y, por último, la playa de Les Roques, al sur de la ciudad. Se trata de un lugar muy pintoresco, donde los pinos crean un escenario idílico.

 

  • MÁS NOTICIAS